¿Es mejor el suelo vinílico que el laminado de madera?

Muchas personas colocan losetas vinílicas para simular el aspecto de los suelos de madera dura. No obstante, en los últimos años, los propietarios que desean una mayor durabilidad se están decantando por los suelos laminados de madera para lograr realismo y estilo a precios asequibles. Ambas opciones tienen sus puntos ventajas, y una de ellas tiene un secreto.

Los suelos vinílicos están hechos de plástico, con una imagen de madera en la superficie. Sus componentes principales incluyen resinas de cloruro de polivinilo (o vinilo), plastificantes (solventes de alto peso molecular), pigmentos, estabilizadores y una lámina o soporte. De acuerdo con www.whatisvinyl.com, el cloruro de polivinilo está hecho de etileno, que proviene del petróleo crudo. Ese es el secreto que ocultan los suelos vinílicos: están elaborados con plástico hecho de petróleo crudo. Al ser de plástico, funcionan bien cuando la madera no es una buena opción, por ejemplo, en lugares con derrames de agua frecuentes o en los que hay que fregar a diario, como en una clínica médica. En esos casos, un suelo vinílico es mejor que el laminado.

Los suelos laminados de madera están hechos de madera auténtica, principalmente pino, e incluyen la imagen de un tablón con una capa protectora en la parte superior. Al estar hechos de madera, tienen una sensación, apariencia y sonido más realistas que las losetas vinílicas. Además, como su propio nombre indica, los suelos laminados de madera están hechos de madera, y no de petróleo crudo. Los suelos laminados son excelentes para quienes se preocupan por el bienestar de nuestro planeta, ya que la madera es un recurso gestionado de forma sostenible, mientras que el petróleo crudo es un recurso no renovable. Aunque el laminado no es ideal para lugares que se frieguen continuamente, sí que lo es para los niños y las mascotas.

Para un lugar con derrames de agua frecuentes o que hace falta fregar a diario, los suelos vinílicos son una mejor opción. Si le preocupa el medio ambiente y prefiere un suelo que contribuya a la salud de su hogar, especialmente en presencia de niños y mascotas, los laminados de madera son más recomendables.